“Reforma a la salud es otro engaño del Gobierno”: Clara López Obregón

“Reforma a la salud es otro engaño del Gobierno”: Clara López Obregón

El Heraldo

Como un engaño del presidente Juan Manuel Santos a los colombianos calificó la candidata por el Polo Democrático, Clara López Obregón, la reforma a la salud y la legalización que se pretende de los baldíos “despojados a familias campesinas”.

La dirigente política en su visita al periódico El Heraldo de Barranquilla  sostuvo que en el país “andan mal muchas cosas”, desde la economía y el manejo de la salud hasta las dificultades con la educación y el abandono del campo. “Hay mucho maquillaje en las cifras del gobierno Santos”, enfatiza.

 

Lamentó que la “mercantilización de la salud” esté afectando a todos los colombianos, en especial a los más pobres. “Eso no es servicio ni nada”, enfatiza y cuestiona la forma como está operando este sistema, con la “permisividad del Gobierno”, al punto de que ha llevado a la quiebra al grueso de los hospitales públicos. “Mientras las EPS se enriquecen, les deben a los hospitales la bicoca de 6 billones de pesos, con muy pocas esperanzas de que paguen”, dice.

A su juicio, lo que está sucediendo en el Congreso con el proyecto de ley ordinaria para reformar la salud, con un alto ausentismo de parlamentarios y un fuerte lobby de las poderosas EPS, es “lamentable porque la situación que viven los colombianos, por la desatención existente, no da espera”.

Como exalcaldesa de Bogotá afirma que conoció muy bien que la intermediación en los recursos de la salud es una “forma perversa de hacer trampa” con los dineros del Estado.

“Ese sistema hizo crisis”, sostiene y dice que las “EPS tienen más abogados que médicos pues todo está orientado a darle un mal servicio a la gente”.

En cuanto a la problemática de la tenencia de la tierra en el país, sobre la cual el Polo Democrático ha hecho graves denuncias en el Congreso respecto a la apropiación ilegal de cientos de miles de terrenos baldíos de parte de grandes empresas, la candidata presidencial considera que “en el país no se puede seguir con el cuento de que se dice una cosa y se hace otra” sobre la atención de las familias campesinos, que son 12 millones de colombianos.

“El Estado no puede seguir con eso de que la ley es solo para cumplirla bajo la conveniencia de los poderosos de este país”, precisó.

El Heraldo, Barranquilla

Deja un comentario