El Grupo de Puebla expresa su preocupación y rechazo por la decisión antidemocrática del gobierno ecuatoriano, sobre la personería jurídica del Partido Revolución Ciudadana

28

En América Latina se está viviendo hace varios años, una sistemática estrategia de las fuerzas conservadoras de judicialización de la política, y en particular de los proyectos progresistas, con la clara complicidad de los grandes conglomerados comunicacionales y una parte de las instituciones estatales y el poder judicial. Estrategia que se ha conocido y conceptualizado como “Lawfare” (Guerra Judicial).

Uno de los casos más evidentes y preocupantes de implementación del “Lawfare” sucede en Ecuador, donde no solo se vive la judicialización de la política, sino que ahora se pretende atentar abiertamente contra la democracia, impidiendo la participación política de una agrupación legalmente constituida, y que participó en el último proceso de elecciones seccionales (2019) alcanzando importantes espacios en las provincias más grandes del país.

Quienes integramos el Grupo de Puebla expresamos nuestra profunda preocupación por el estado de vulnerabilidad democrática implementado por el régimen del Presidente Lenín Moreno. Hemos sido testigos del asedio permanente contra el Ex Presidente Rafael Correa, a su primera línea de conducción política y al proyecto de la Revolución Ciudadana con una serie de medidas judiciales y hoy, un abierto atentado a sus derechos de participación política. Alertamos a la comunidad internacional sobre la grave injerencia de funciones que se está dando en el Ecuador, con la posibilidad de impedir la participación de la Lista Electoral que representa a los partidarios de la Revolución Ciudadana, a través de una disposición de la Contraloría General del Estado, quién no tiene competencias en materias electorales, y haciéndolo fuera de los tiempos establecidos por el propio Consejo Nacional Electoral de Ecuador que puso como fecha límite el 19 de junio para registro de organizaciones políticas, pretende dejar fuera del registro electoral al Partido de la Revolución Ciudadana.

No es posible que se pretenda atentar contra el derecho de las y los ecuatorianos a elegir y ser elegidos, principio fundamental de la democracia.

Lo que ocurre en Ecuador es una clara muestra de persecución política y electoral por tendencia ideológica y sume al país bajo un sistema con tintes dictatoriales. El Grupo de Puebla hace un llamado al Gobierno ecuatoriano a respetar el ordenamiento democrático y el Estado de Derecho, así como también, a los organismos internacionales y organizaciones políticas del continente a mantenernos vigilantes de las acciones que contraríen los derechos humanos y de participación política de la oposición a los regímenes de turno. Nuestros pueblos merecen gobernantes que respeten la democracia y que esta no se vea manchada por intereses de quienes pretenden impedir elecciones limpias y democráticas.